Prevención de pododermatitis en gallinas: La importancia de la ventilación

3 minutos de lectura - publicado en marzo 31, 2022

La dermatitis de contacto se diagnostica en pollos de engorde en presencia de lesiones en el pecho, la piel de las patas y las almohadillas plantares(1). Actualmente, la pododermatitis, también conocida como lesiones en la almohadilla plantar, es uno de los problemas de calidad más importantes objeto de supervisión en pollos de engorde con el fin de cumplir con los estrictos requisitos de bienestar animal. Las lesiones en la almohadilla plantar, que afectan a la región plantar de las patas del pollo(2), pueden observarse en forma de erosiones o úlceras en las almohadillas plantares ventrales(3). La gravedad de las lesiones en las almohadillas plantares pueden ir desde ligeras decoloraciones en una zona limitada a una considerable hinchazón de las almohadillas plantares, tal como se observa en la Imagen 1.(4)

FPD3

Si se producen lesiones graves, los pollos de engorde pueden padecer dolor, lo cual pone en riesgo el bienestar y la salud del animal(5). Asimismo, una alta incidencia de pododermatitis suele estar asociada a menores tasas de crecimiento y a un aumento de los problemas de calidad, lo cual afecta directamente a los ingresos del productor(6). Los pollos de engorde que padezcan dolor por este tipo de lesiones se moverán, comerán y beberán menos.

Aunque la pododermatitis puede deberse a diversos motivos, la calidad del lecho parece ser el factor más influyente(7). Pero ¿cómo pueden los productores de pollos de engorde mantener una buena calidad del lecho para evitar pérdidas innecesarias y mejorar el bienestar animal a nivel de la explotación ganadera?

En un reciente estudio, se analizaron los factores multidimensionales causales de la humedad en el lecho(8). Este estudio incluyó la realización de una encuesta a quince personas con el fin de clasificar la importancia relativa del factor ambiental y del factor alojamiento que contribuyen a la generación de humedad en el lecho. Entre los participantes en la encuesta había nutricionistas, veterinarios y otros profesionales con experiencia en el sector de la avicultura. Según los encuestados, la gestión de los bebederos y la ventilación de los galpones se consideran los factores más determinantes para la calidad del lecho, tal como se observa en la Imagen 2.

image-png-Feb-25-2022-10-43-16-88-AMImagen 2 – La importancia relativa del factor ambiental y del factor alojamiento
en relación con el problema de la humedad en el lecho(8).

La calidad del lecho está influida por el diseño y la gestión del sistema de ventilación, dado que mediante la ventilación se controlan la temperatura y la humedad del aire dentro del alojamiento (8). La supervisión tanto de la temperatura como de la humedad en el galpón es fundamental para aplicar cambios eficaces a la medición de la ventilación. Un correcto control de la humedad relativa interior reducirá la absorción de agua por parte del lecho y cantidad de gotas de agua producto de la condensación(9).

Las investigaciones también determinaron que una ventilación inadecuada podía generar patrones de movimiento del aire deficientes, como que el aire entrante se moviese a una velocidad insuficiente, haciendo que el aire frío descendiese hasta el nivel del suelo. Esto genera una mayor condensación en lugares específicos del galpón, induciendo la humedad en el lecho.

Por el contrario, la ventilación debería ofrecer un flujo de aire uniforme para crear unas condiciones uniformes en todo el alojamiento de los pollos de engorde. Las diferencias locales en cuanto a la temperatura podrían hacer que las aves se amontonen en una misma zona, impidiendo un secado uniforme del lecho y de las deposiciones de excrementos. Por tanto, especialmente para la ventilación mínima, cuando la velocidad del cambio de aire es reducida, se recomienda el uso de ventiladores de circulación interna(10).

Por último, la calidad del lecho también depende en gran medida de la tasa de evaporación. Un lecho con una costra de compactación —o, en otras palabras, apelmazado— presenta una tasa de evaporación menor, lo cual retrasará el secado del lecho(12). La velocidad del aire influye positivamente en la tasa de evaporación, lo cual resulta beneficioso para los productores de pollos de engorde que usan galpones ventilados en forma de túnel(11).

Sobre la base de la información anterior, se puede concluir que no se debe subestimar el impacto de la ventilación en la salud animal y la rentabilidad económica: es fundamental contar con una buena ventilación para prevenir lesiones en las almohadillas plantares de los pollos de engorde.

ventilation@vostermans.com

Fuentes

Compartir con otros

Picture of Vostermans Ventilation
publicado en marzo 31, 2022

Vostermans Ventilation

Regresa

Hable con uno de nuestros especialistas.

Estamos felices de pensar junto a usted.

Contacto ahora